Archivos

Accidentes con Drones ¿Vas a ser tú el primero?

Accidentes con Drones ¿Vas a ser tú el primero?

Captura de pantalla 2016-07-30 a las 12.58.15
Es evidente que seas quien seas, no serás, ni de lejos, el primer piloto que tenga un accidente con el dron del que está al mando.

 

Ha habido varios, más o menos sonados y con daños bastante limitados.

He de decir que no dispongo de información con respecto a cuál ha sido el devenir de los posibles daños, reparaciones e indemnizaciones y sanciones a que hayan podido dar lugar.

Pero no se nos puede escapar, a los que ejercemos profesionalmente esta actividad como pilotos y operadores de RPAS (drones), que es seguro que, más tarde o más temprano, se producirá un  incidente, incidente grave o accidente.

 

En ese momento el operador será el único responsable ante la administración y ante los terceros que se puedan ver afectados.

 

¿En qué situación se encontrará el Operador en ese momento?, pues está claro que dependerá directamente del grado de cumplimiento con sus todas obligaciones y de su reacción ante el “suceso”.

Primero debe poder demostrar que es un piloto o empresa habilitado para poder realizar la operación que ha dado lugar al incidente. Debe de disponer de toda la documentación, titulación y acreditación específica para poder realizar ese tipo de vuelo concreto.

Debe de disponer, como mínimo, de los seguros de responsabilidad civil que establece el artículo 50 punto 3.d.7º de la Ley 18/2014.

Por otro lado, desde el punto de vista operativo, nos encontramos con que lo primero que debe de poder demostrar es que ha cumplido con todos los procedimientos que figuran en su Manual de Operaciones, del Manual de Mantenimiento de su Areonave y que ha realizado el Estudio de Seguridad previo y preceptivo poniendo en acción todos los medios y precauciones en el recomendados.

Además siempre es recomendable disponer de un cuaderno con un log de todos y cada uno de los pasos previos a cada vuelo.

Así mismo se debería disponer de un registro de vuelos del RPAS con su duración, incidencias, localización, identificación de las baterías usadas, hélices etc.

 

¿Parece mucho?, ¡pués no!, no es mucho ni poco, es lo mínimo con lo que un operador debe cumplir antes de levantar su RPAS del suelo.

Pero, y esto sería lo primero y más importante, es plantearse si su vuelo está permitido por la ley o no. Porque si no cumple con esta premisa el suelo desaparecerá bajo sus pies. Para empezar su seguro deja de cubrirle.

 

¿Una obviedad verdad?, ¡ja!, estamos realmente aburridos y sorprendidos de ver a diario videos y fotografías obtenidos de vuelos que no están permitidos, unos con más peligro para personas y bienes que otros, pero ilegales.

 

No os volváis locos, en este momento la responsabilidad de controlar y sancionar este tipo de vuelos le corresponde a AESA y, francamente, no es que pasen un poco, pasan cantidad. De vez en cuando “dicen” que han sancionado a uno u otro, pero no tiene capacidad operativa para desarrollar esta función, yo creo que no tienen tan siquiera ganas.

La realidad es que gran parte de la actividad profesional audiovisual se realiza fuera de ley con un descaro absoluto de medios de comunicación, productoras de cine y televisión, videos publicitarios y corporativos, etc, etc, etc.

 

Una cosa que causa una cierta sorpresa es que en una gran medida, las administraciones públicas son las que generan directamente una gran parte de este trabajo ilegal, ayuntamientos, gobiernos, mancomunidades, televisiones públicas, utilizan material audiovisual obtenido desde drones en vuelos “manifiestamente ilegales”.

¿Qué supone esto?, pues para empezar que a la administración se le escapa cuál es su responsabilidad en promover este tipo de productos, magníficos, pero ilegales, y otra, que a la administración no le importa en qué situación deja al Operador de cara a su responsabilidad en caso de demanda o accidente.

No te engañes como operador, si tienes un accidente, el que te ha contratado se quitará de en medio a la velocidad del rayo haciendo recaer sobre ti toda la responsabilidad.

 

Y tendrá razón. Y la hará valer. Y después de contratarte te fumigará (salvo que un juez le acabe haciendo también responsable subsidiario si en el contrato que firmasteis está claro que “ellos” os pidieron la utilización de drones para esos magníficos videos que les prometisteis).

 

Lamentablemente nos encontramos con una legislación obsoleta desde su nacimiento que impide el desarrollo de una actividad profesional, comercial e industrial con un gran futuro y una gran capacidad de generar recursos, riqueza, desarrollo tecnológico y, por consiguiente, puestos de trabajo.

Una administración incapaz de sacar adelante las reformas que regulen eficazmente esta actividad aérea y que, al mismo tiempo ,que pasa olímpicamente de hacer respetar las normas que ella misma crea, no le importa valerse de esta tecnología para sus fines al margen de la propia ley.

Nos encontramos ante la obligación que, junto con la de cumplir la ley, atañe a cualquier empresario o directivo de un negocio.

Debe de sacar adelante su empresa, crear o mantener los puestos de trabajo y hacerla rentable y próspera.

 

Estoy convencido de que la Ley actual no “regula” sino que más bien “coarta” una actividad a la que impide el desarrollo y limita el crecimiento con graves perjuicios para el futuro en este país de esta actividad, en beneficio de operadores y empresas de países vecinos.

 

Pero la Ley es la Ley, y a los que nos afecta directamente es a los pilotos y operadores en España, no podemos, ni debemos dejar de cumplirla, por eso pregunto yo:

¿Vas a ser tú el primer operador implicado en un accidente grave en un vuelo ilegal con Drones?

No Comments

Post a Comment

Comment
Name
Email
Website

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies